Si estás pensando en alquilar tu vivienda, y no tienes experiencia en ello, es posible que te asalten muchas dudas y no estés seguro de cómo dar el primer paso. No te preocupes, ya que en la situación del mercado actual, y por otras circunstancias, es posible que tengas algo de temor.

Por eso desde Zala Homes queremos darte unos consejos básicos a tener en cuenta a la hora de poner tu inmueble en alquiler.

  1. Fija el precio del alquiler. Es algo básico que debes tener en cuenta a la hora de encontrar inquilino lo antes posible. No seas demasiado ambicioso, ya que puedes tener la vivienda vacía durante mucho tiempo y ello es un riesgo de ocupación (por ejemplo), y de no ingresar nada por ella mientras la tengas vacía. Tampoco fijes un precio demasiado bajo, ya que debes cubrir ciertos gastos, como posibles reparaciones, impuestos, seguros, etc… y el propósito es obtener ciertos beneficios. Lo mejor es comparar otros inmuebles en la zona, y fijar un precio razonable para el alquiler.
  2. Escoge bien al inquilino. Es evidente que los inquilinos están haciendo un “casting” de viviendas buscando la que más se adecua a sus necesidades por precio, ubicación, tamaño, etc. Pero tú también debes elegir bien al inquilino. Asegúrate que puede hacer frente al pago del alquiler, si tiene solvencia suficiente como para responder cada mes, y si pudieras obtener referencias de arrendadores previos sería lo ideal. Tampoco seas demasiado riguroso en este aspecto, ya que puedes “espantar” a un buen inquilino. Pero la petición de ciertas garantías como una nómina, y de algún mes de fianza es primordial.
  3. Llega a un buen acuerdo con el inquilino. Y esto es no sólo el precio de alquiler, sino pactar ciertas condiciones como si dejas el inmueble ya acondicionado o el inquilino prefiere, por ejemplo, pintarlo por su cuenta, si hay que hacer algún pequeño arreglo para satisfacerle, pactar la forma del pago de suministros, etc. Un buen inquilino, que pague puntualmente y cuide el inmueble es primordial. Por ello no está de más poner de nuestra parte para conservarle.
  4. Ante la duda, contrata los servicios de un profesional. Enseñar el inmueble a diferentes candidatos, pactar con ellos las condiciones, negociar en general… es algo que puede llevar mucho tiempo y exige plena disponibilidad. Por ello es recomendable contar con los servicios de un buen agente inmobiliario que se encargue de todo ello y te ahorre todo este trabajo. En Zala Homes con mucho gusto estamos a tu disposición para que el alquiler de tu vivienda no se convierta en un dolor de cabeza.